Imagínate. Hoy ha sido un día agotador de trabajo y ahora toca sofá, manta y Netflix.  Te pones a cotillear los últimos stories de Instagram que tenías pendiente. De repente, te salta un anuncio justo de ese artículo “x” que habías estado ojeando días antes frente a la máquina del café de tu oficina. Y lees las palabras mágicas que muchos no podemos resistir: ¡Oferta! Y sonríes, porque tú también eres de los que marca en rojo en su calendario cuándo es Black Friday.

Pero… ¿Realmente merece la pena?

En estas semanas previas nuestro correo se llena de newsletters con descuentos de tus marcas favoritas (o de aquellas que te inscribiste años atrás por una rebaja de 2 euros en tu primera compra). Los influencers le quitan el protagonismo a las fotos y vídeos de tus amigos con un no parar de ofertas y más ofertas. Y admitámoslo: A veces nos dejamos llevar por el impulso de conseguir una buena ganga.

Si eres de los que aún no se ha enterado qué día es el Black Friday, ¡apúntalo! Este viernes 25 de noviembre es la fecha oficial. Aunque si buscas saber cuándo empieza el Black Friday para cada marca, eso ya es otra historia. Cada empresa sigue su propio calendario.

Si vas a comprar, hazlo bien

En este artículo te compartimos unos consejos que la propia Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) también tiene claro que deberíamos de seguir, porque como bien dicen “Las ofertas no son siempre para tanto”. ¡Toma nota!

Compara, compara y compara.

cuando es Black Friday

Ya sabemos que casi siempre uno va hasta arriba, con infinidad de cosas en la cabeza y a mil por hora. Pero es importante que inviertas tu valioso tiempo en consultar en qué tienda te saldría más económico y se ajusta mejor a lo que necesitas.

Échale un ojo a los comparadores que tienes disponibles en la web. Es fácil: teclea “comparador de precios” en Google y te saldrán infinidad de opciones.

¿Aparece el precio original?

cuando es el Black Friday

Si no está indicado y tampoco informan del porcentaje de rebaja, sospecha…Lo más probable es que no esté rebajado. Cero excusas. No es por evitar gastar más tinta y ahorrárselo al planeta o en su defecto, que su diseñador gráfico se ahorre un par de cuadros de texto. Estás en tu derecho de saberlo.

Si de verdad estás interesado en algún producto muy concreto como un ordenador o un móvil, échale un ojo y ficha los que te interesen y su precio semanas antes del Black Friday para comprobar si el descuento es real o es cosa de fantasmas.

Esto también va de política.

black Friday cuando dura

Antes de darle click al botón de compra, infórmate bien de la política de pago, cambios y devoluciones en la tienda. Puede que algunas no te devuelvan el dinero, sino que te den un bono para gastar en tienda.

Si estás pensando en aprovechar el Black Friday para adelantar las compras navideñas, la mayoría de los comercios extienden su plazo de devoluciones pasadas estas fiestas. Incluso algunas hasta finales de enero. Pero ten cuidado, porque no todas hacen eso. Por eso, es importante que compruebes bien su política de cambios y devoluciones.

¿Transferencia? No, gracias.

que día es el black Friday

No te dejes llevar por la emoción del momento. Fíjate bien dónde estás comprando y si te ofrece una garantía. La OCU recomienda pagar las compras online con tarjeta o a través de Paypal. Las transferencias son la última opción.

Que no te quiten tus derechos.

cuando empieza el Black Friday

El que sea un periodo de descuentos no significa que también te rebajen tus derechos como cliente. El producto que compres debe tener la misma calidad que si lo adquirieras fuera del periodo promocional. Y ante cualquier problema, no seas tímido y pide la hoja de reclamaciones.

Es importante que conserves tu ticket o factura de compra ante cualquier incidencia que pudiera ocurrir.

Y recuerda: en Black Friday piensa con la cabeza antes de actuar. No te dejes llevar por el impulso y plantéate si de verdad lo necesitas. Las compras impulsivas nunca son buenas.

Y tú… ¿Ya has hecho tu lista para este Black Friday?

¡Buena compra!